MICENAS

 

 

 

Los tipos de enterramiento micénicos por excelencia son las tholos y las tumbas de cámara, que ya habían aparecido en los momentos de transición entre el bronce medio y el reciente. Ambos tipos suelen estar excavados en las laderas de las colinas y tienen en común tres elementos:

  • un corredor de acceso mas o menos horizontal: dromos.

  • una entrada: stominion.

  • una cámara funeraria

IR A ÍNDICE GENERAL

MICENAS

 

 

Planta y  fotografía, tholos de Vaphio,  Tountas 1889

 

Tesoro de Minyas, Orcomenos

Detalle de la decoración del techo de la sala lateral, Tesoro de Minyas, Orcomenos

 

Tholos de Egisto. Micenas

Tholos del León

Tholos de Clitemestra

Reconstrucción, planta y sección del Tesoro de Atreo, Micenas

 

 

 

 

 

 

 

 

 La  diferencia entre ambas estructuras estriba  en que mientras la tumba de cámara esta tallada en la roca y se puede diferenciar en varios tipos, la tholos es una cámara construida en un plano circular, cubierta por una falsa cúpula de aproximación de hiladas formando una bóveda y su dromos es la prolongación de uno de los radios de la tholos, para finalizar todo el conjunto está cubierto por un túmulo de tierra. 

Las primeras tholos proceden de Mesenia donde aparece una combinación entre túmulos continentales y las tumbas circulares cretenses.

Durante los comienzos del Heládico Reciente se extiende esta arquitectura por Laconia, en Vaphio, por la Argólida, Micenas y el Ática, Thorikos. 

Thorikos. Tumba IV

Los ritos de enterramientos se mantienen, los cadáveres se inhuman y se acompañan de  las mismas ofrendas que en cistas y fosas. Sin embargo aparecen novedades, algunas muy locales y efimeras, posiblemente extrañas al Egeo, como las maravillosas máscaras micénicas o la única, hasta ahora, fosa con una cremación, en Argos. Otros rasgos tienen solución de continuidad, como la tumba reutilizada para varios enterramientos ya conocida en el Egeo desde los precedentes de los túmulos de Mesara, y la elección de la posición echada, de  cubito supino y la aparición del ataúd de madera.

Otros elementos nuevos son el mobiliario funerario como lámparas y balanzas votivas, objeto hasta ahora sin explicación convincente, y la aparición de vestigios de utilización de carros funerarios en dos de las tholoi mas antiguas.

Las tumbas de cámara se distinguen por tener  su dromos excavado en la pendiente de la tierra, la entrada que se encuentra en medio de una pared no destaca especialmente, y suele estar sellada por un conjunto de piedras, la cámara esta completamente enterrada y su techo depende de la dureza del terreno en el que se excava. La cámara puede ser trapezoidal, semicircular, elipsodial o en forma de arco de herradura.

Tholos de Maraton, con doble enterramiento de  caballos en el inicio del  dromos

Entre el s. XV y el XIII a.C. desparecen las tumbas de fosa para dar paso a las  tumbas de corredor. Las tholos se dividen en función de su tamaño:

  • Si la cámara tiene menos de 6 m de diámetro podemos hablar de una tumba  sin problemas estructurales

  • La técnica es mas complicada cuando la cámara se encuentra entre 6 y 12 m., ya hablamos de  conocimientos técnicos depurados.

  • Y si la cámara es mayor de 10 m de diámetro, ya estaríamos hablando de una construcción excepcional.

De los catorce grandes tholos la mayoría se reparten entre Mesenia y la Argólida.  En general, sin tener muchas pruebas, la altura de la cúpula suele ser inferior al diámetro de la cámara y las habitaciones anexas, son raras, podríamos  decir que solo aparecen en el Tesoro de Atreo y en el gran túmulo de Orcomenos.

Algunos autores afirman que por la cuidad decoración y la exquisita terminación, debieron ser enterramientos y no osarios, como el caso de la tholos A de Arcanes.

Para terminar puntualizar que la entrada, stominion, era  ele elemento mas complicado, dado que podía hundirse fácilmente, intentaron todas las soluciones posibles, desde un cálculo matemático perfecto hasta el uso de dinteles monumentales, triángulos de descarga que permitían trasmitir el peso de la cúpula oblicuamente. Hay que destacar que las entradas de estas tumbas estaban decoradas y perfectamente terminadas desde las jambas de las puertas hasta los relieves de sus fachadas.

El dromos tanto en su perfil como en sus proporciones se calculó sobre la cámara era una prolongación de los radios de ésta

TUMBAS TIPO THOLOS DE MICENAS

En Micenas se han encontrado nueve tumbas  en forma de tholos que se han dividido en  tres grupos en función de su cronología:

  • Cuatro tumbas construidas con cascajo y con  dromos no revestido, cuya entrada esta situada al mismo nivel que la parte suprior del suelo con el fin de evitar dificultades cuando se colocaran los dinteles de las puertas.

 

  • Un segundo conjunto de tres tumbas  con bóvedas y pasillo de sillería. Aparece un triángulo de descarga sobre el dintel de la puerta, para impedir las grietas.

Epano Phournos Tholos, Micenas

  • El último grupo estaría formado por el Tesoro de Atreo y el de  Clitemestra, el primero de los cuales constituye la culminación de las denominadas tumbas de tholos, con un dromos muy largo, de unos treinta y cinco metros, cuyas paredes están revestidos de bloques de sillería. La cámara esta compuesta de treinta y seis hiladas compuestas por bloques de  sillería labrados que forman una bóveda voladiza

EL TESORO DE ATREO

Las tumbas en tholos de Micenas se denominan “tesoros” siguiendo la descripción de Pausanias que los definió como los lugares donde guardabas sus tesoros los reyes micénicos. El denominado Tesoro de Atreo, llamada por los griegos tumba de Agamenon presenta el problema añadido de su cronología.

Entrada del Tesoro de Atreo, Micenas

Esta tumba es uno de los monumentos más llamativos e impactantes con su  fachada  y  un muro de piedra trabajada que cerraba el pasillo. Existe una diferencia notable entre esta tumba y las primeras tholoi, tanto en el tamaño de la estructura como en la dimensión de los bloques que han sido usados, la elaboración de la fachada y el tipo de cerramiento del edificio.

Esta tumba  es el más amplio de las tumbas de bóveda micénicas. Su pasillo mide  treinta y seis metros de largo por seis de ancho y sus paredes laterales alcanzan una altura de catorce m.

La entrada a la cámara se realiza por una gran puerta monumental, de mas de cinco m de altura que está rematada por un dintel monolítico, que mide unos siete m por seis metros con un espesor de metro y medio, es decir, unas ciento veinte toneladas. El dintel está coronado por un arco de descarga triangular, de aparejo ciclópeo,  con bloque dispuestos en aproximación de hiladas, al igual que la Puerta de los Leones.

Se aplico el mismo sistema de aproximación de hiladas para la realización de la  cúpula de la cámara, que mide unos catorce metros y medio de diámetro, mediante una serie de treinta y tres hiladas que la elevan a una altura de  trece metros. La altura de las hiladas  disminuye en cada nivel, reduciendo progresivamente el diámetro de la cúpula, por lo tanto el perfil de esta estructura es semejante a un arco ojival (ver planta).

Se trata de una obra cuidad hasta la saciedad, de este modo la talla de cada bloque de la hilada ha sido rebajada, de forma que el intradós visible, es liso y plano.

En los bloque se aprecia la presencia de machos de  bronce que se han interpretado como restos de adornos de metal…, quizá una bóveda estrellada reproduciendo el cielo.

Esta estructura alcanzo estabilidad por los terraplenes que se dispusieron alrededor de la edificación según iba alcanzado altura.

Al estar enterrada la cúpula tenía una presión homogénea, que impedía el desplome.

Cuando se realizó el enterramiento el dromos también se rellenó de tierra y la tumba quedó oculta a la vista de los paseantes.

Interior del Tesoro de Atreo

Las tholoi de los micénicos constituyen los espacios interiores, sin soporte intermedio mas amplios que se construyeron en la antigüedad, hasta la llegada de las grandes cúpulas romanas a base de ladrillo, toba o opus caementicium.

 

SALIR

Nedstat Basic - Free web site statistics

 

(1) Hammond, “Tumulus Burial in Albania, the Grave Circles of Mycenae, and the Indo-Europeans,” BSA, 62 (1967), p. 90., Hammond, Epirus (Oxford, 1967), p. 343. , Hammond, (1967), p. 91. See also his “The Dating of Some Burials in Tumuli in South Albania,” BSA, 66 (1971), pp. 229-241 and “Grave Circles in Albania and Macedonia” in Bronze Age Migrations in the Aegean (ed. R. Crossland and A. Birchall) (London, 1973), pp. 189-195.

 

© dearqueologia.com. All Rights Reserved