MEGALITISMO BALEAR: TAULAS Y  TALAIOTS

 

LAS TAULAS MENORQUINAS 

Al contrario que los talaiots, las taulas sólo las podemos encontrar en la isla de Menorca. Según el Gran diccionario enciclopédico ilustrado de Grigalbo, una taula es una construcción megalítica de carácter ritual o funerario, propio de Menorca.

Pero no podemos quedarnos en una explicación tan sencilla pues no haríamos justicia a tan impresionante construcción. Tomamos para ello la definición del Porf. Fernández-Miranda:

 “Una taula está formada por dos grandes bloques, más o menos paralelográmicos, tallados en la roca caliza propia de la isla. Uno de ellos se sitúa en posición vertical, empotrado en el suelo o apoyado directamente sobre él, y el otro se coloca encima, pero en sentido horizontal. Se obtiene así un monumento en forma de “T”, que se asemeja a una enorme mesa de pie central, lo que provocó su nomenclatura popular en lengua catalana (Taula = Mesa)...”

Mapa de distribución de las Taulas menorquinas

  Estas grandes mesas, que tienen unas medidas variadas, desde los 2 metros hasta más de 10 no están aisladas, sino que forman parte de un complejo “ritual”. Este complejo tiene forma de herradura, con una parte principal recta y otra absidal y en el centro se sitúa la taula. Esta planta recuerda mucho a la planta del pozo nurágico de Cerdeña.

Pero la construcción de este recinto tampoco es sencilla y se limita a rodear las taulas, sino que los muros circundantes tienen dos técnicas constructivas: mientras que en algunos casos se compone de un doble paramento relleno de tierra y piedras de menos tamaño, en otros casos nos encontramos con un muro compuesto de piedras de grandes dimensiones.

En estos muros se intercalan grandes bloque verticales coronados, éstos, por piedras horizontales (a modo de taula más pequeña) tal como ocurre en Torre Trencada (foto pag. 11), que según los arqueólogos e historiadores estas lajas podrían estar delimitando dentro del recinto pequeñas capillas en las que se colocarían ofrendas tal y como ha venido mostrando los hallazgos arqueológicos en estas zonas de pequeñas piezas de bronce entre las que destaca la que se encontró en la segunda excavación del recinto de Torre d´en Gaumés por los profesores Roselló-Bordoy y Plantalamor en los años 70. Dicha figura es la representación de Imhotep (aproximadamente 2700 a.C.), que fuera constructor de la pirámide escalonada de Djeser, faraón de la III Dinastía, además de médico, visir y hombre de ciencia. Tal fue su reputación que mucho después de su época, en el Egipto griego, fue deidificado y equiparado a Asclepios. La cronología propuesta para este objeto, según el profesor Fernández-Miranda podría situarse hacia el IV a.C., lo que, a se vez nos ayuda a situar el recinto y la taula, aunque otros estudiosos como Ferran Largada i Mata la sitúan antes: Talayótico III (entre 800 – 450 a.C.) aunque contempla la posibilidad de que llegara después de a isla.  

 Hemos querido resumir en un cuadro cronológico las época de utilización de las taulas y esto es lo que hemos conseguido: 

Taula

Cronología

Relacionado con

Lugares cercanos
Binimassó Talayótico III 4 Talayots  
Binissafullet Nou Talayótico IV Talayot y poblado  
Sa Comerna de Sa Garita Talayótico III Sepulcro y un poblado Un alineamiento?
Sant Agustí Vell Pretalay. – T. III Poblado con Talaiot Recogida de Aguas
Sa Tortea de Tramuntana Talayótico III Dentro de poblado  
So na Caçana Pret.- T IV Forma parte de un santuario Necrópolis y Naveta
Son Catlar Talayótico III Dentro de un poblado  
Talatí de dalt Talayótico III Talaiot y poblado  
Torralba d´en Salord Fin T. II – T. III Dentro de un poblado Recogida de aguas y naveta (la misma que So na Caçana)
Torre D´en Gaurnes Talayótico III Poblado y 3 talaiots

Recogida de aguas y sepulcro

Torre Llafuda Talayótico III Dentro de poblado con Talaiot  
Torre Llisá Vel Talayótico III Talaiot  
Torre Trencada Talayótico III Poblado y Talaiot  
Trepucó Talayótico III Poblado y Talaiot  

Estas cronologías corresponden a:

 

        Pretalayotico: 2000 – 1400 a.C.

        Talayótico I : 1400 – 1000 a.C.

        Talayótico II : 1000 – 800 a.C.

        Talayótico III : 800 – 450 a.C.

        Talayótico IV: 450 – 122 a.C.

 

        A partir de esta última fase comienza la romanización de la isla en donde muchas 

taulas siguen siendo utilizadas, incluso hasta épocas mucho más tardías.

 

Viendo el cuadro resumen nos hacemos la pregunta que todos los especialistas sobre el tema se han hecho: ¿cuál era su función?. A esta pregunta se han dado muchas y variadas respuestas; desde los que consideran que eran sepulcros hasta los que afirman que son lugares de culto. Aunque la primera opción cada vez la defienden menos estudiosos a la luz de los adelantos en materia arqueológica. Los estudios realizados tanto geométricos como arqueoastronómicos nos muestran interesantes conclusiones. Por un lado el exhaustivo estudio de Hochsieder y Knönsel nos desvela que las taulas y sus recintos muestran unas alineaciones de taulas y pilastras de su recinto con ciertos fenómenos astronómicos como la salida del sol en el solsticio de verano, el solsticio de invierno y en el equinoccio. Por otro lado, el estudio del Prof. Vicente Ibáñez Orts basado en las medidas de las taulas nos demuestra la existencia de relaciones aritméticas, en las mismas. Siguiendo su minucioso estudio nos demuestra que todas las taulas siguen alguna de las medias conocidas en el mundo helénico a saber: Media aritmética X=(A+B)/2; media geométrica Y=(AxB)1/2; y media armónica Z=(2xAxB)/(A+B), siendo las incógnitas a hallar (X,Y,Z) la anchura de la piedra capitel y las medidas de referencia (A+B) la longitud y grosor de la misma. Como ejemplo de lo expuesto tomamos el del Prof. Ibáñez Orts para la piedra capitel de la Taula de Torralba; según su estudio las medidas de este pieza son: 0,73 (grosor), 1,24 (amplitud) y 3,86 (longitud). Pues bien si utilizamos la media armónica, obtenemos que el resultado es la anchura (con una mínima variación), es decir, 1,145. Y si utilizamos las medidas de la piedra capitel de Trepucó tomadas por él mismo (0,80 de grosor, 1,75 de anchura y 3,88 de longitud, aplicando las medias antes descritas vemos que en este caso la piedra capitel sigue una media geométrica (Y=(0,80x3,88) ½=1,76).

 

Hemos de hacer notar que estas medidas no coinciden con las tomadas por otros especialistas tales como los ya mencionados Hochsieder y Knönsel o Mascaró Pasauris, pero aún así, la media se sigue manteniendo.

 

Por último queremos hacer una brevísima referencia al hecho del descubrimiento de restos de fuegos en el interior de los recintos, lo que apoya la idea de una utilización ritual, a la vez que despeja dudas sobre la incógnita de su el lugar estaba cubierto o no, inclinándonos a pensar que sería un recinto sin techar.    

 

BIBIOGRAFÍA:

 

ARAMBURU-ZABALA, J (1995): Talayots de Mallorca. Revista de Arqueología, n. 173. Madrid.

IBÁÑEZ ORTS, V Y FERRAR RIBES, F. (1998): Taulas de Menorca. Análisis geométrico. Revista de Arqueología n. 209 Págs. 12-23. Madrid.

FERNÁNDEZ MIRANDA, M ((1981): Taulas de Menorca. Revista de Arqueología. Págs. 6-13.

-  (1992) Arte prehistórico en las baleares. Cuadernos de Arte Español, 50 Ed. Hª 16. Madrid.

HOCHSIEDER, P Y KNÖNSEL, D (1995): Les Taules de Menorca, un estudi arqueoastronòmic. Institut Menorquí d´Estudis.

 

  

 

 

anterior

Ir al índice de referncia