MALIA

Malia, situado al este de Knosos y en la costa norte, fue excavado ya en 1915 por J. Hazidakis. Desde 1920, los trabajos en este yacimiento están a cargo de la Escuela Francesa de Arqueología en Atenas. El primer palacio se construyó alrededor de 1900 a.C, es mal conocido, pero los pocos vestigios que han aflorado hablan de una estructura muy rica, posiblemente fue destruido por un terremoto.

 

El segundo palacio, que comprenden las ruinas actuales, se construyó aproximadamente  hacia el 1650 a.C. y es similar al antiguo. El segundo palacio se destruyó alrededor de 1450 a.C., paralelamente a otros lugares minoicos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

EL SISTEMA PALACIAL

 

EL PALACIO DE CNOSSOS

 

Cronología de los palacios

(AMPLIAR)

 

 

Plano de Malia

(AMPLIAR)

 

Plano del Barrio Mu

(AMPLIAR)

 

Kernos, Malia

Sección Zona A, Mu, Malia

Sección Zona B, Mu, Malia

 

 

El palacio fue construido poco después que el de Knossos, en torno a un patio central de unos 48 por 22 metros, con un pórtico de pilares y columnas en varios de sus lados a modo de galería.

En el centro del patio se instalo un altar, lo cual indica una utilización ceremonial del recinto. En la parte oriental, las habitaciones han proporcionado una serie de dispositivos para sostener grandes tinajas y canales, interpretados como parte de instalaciones industriales para obtener aceite y, probablemente, también vino. Los almacenes se situaron en el ala occidental, tras las habitaciones oficiales y de culto.

Altar situado en el Patio Central, Malia

También al norte existió un importante conjunto de habitaciones entre las que destaca una sala hipóstila modelo tomado, con toda probabilidad, de la arquitectura egipcia, identificado con las cocinas y, en el piso superior, se situó un comedor.

En el ángulo sudoeste, ocho grandes Koulouras o silos constituyen otra de las aéreas dedicadas al almacenamiento, esta vez de grano. Los pilares centrales conservados en cuatro de ellos indican que estarían cubiertos con estructuras de ramaje y barro.

En conjunto, Malla ofrece un aspecto de gran residencia rural, con una buena cantidad de almacenes y pocas instalaciones industriales.

Su carácter rural se acentúa al contemplar el acabado de la obra, bastante lejano al brillante aspecto de Knossos: sus muros son mas pobres, hechos a base de arenisca roja y bloques pequeños de caliza junto a grandes ladrillos de barro y pesadas vigas de madera, todo cubierto con un enlucido de yeso calizo.

Patio Central, Malia

Aun así, con sus casi 10.000 metros cuadrados de extensión, el palacio de Mafia es algo mas que una residencia rural. La capacidad de sus almacenes señala un dominio territorial bastante amplio que comprendía todo el golfo de Malla y las montañas del Lasithi. Su pujanza económica hizo que se reconstruyese tras las destrucciones de 1700 primero y la segunda entre 1480 y 1450 después, sin alterar prácticamente su plano original.

Esta última reconstrucción, ya en pleno período de dominio micénico es una novedad de última hora, perceptible a través de los materiales arqueológicos allí encontrados en los últimos años, y entre los cuales no faltan fragmentos de tablillas con escritura Lineal 8, claro indicio del establecimiento de un grupo de aqueos en el lugar.

El kernos se localiza al sur del patio central, cerca de la entrada sur al palacio. Se denomina así porque se parece un kernos del período clásico. Las ofrendas a los dioses, sobre todo de semillas y otros objetos se colocaron en los agujeros pequeños del kernos. El kernos de  Malia está compuesto por 34 agujeros poco profundos, uno de estos agujeros es más grande que los otros y forman un círculo en torno a un gran agujero central más profundo.

Al sur del palacio, un barrio de viviendas (barrio epsilon) ocupa las laderas de una pequeña elevación sobre la ladera opuesta del talud, y se prolonga hacia el este por construcciones aisladas. Al noroeste, otra zona de viviendas más separadas, a una cierta distancia de la aglomeración urbana, ocupa el perímetro de la pequeña cala de Hagia Varvara.

Posible santuario, Barrio Mu, Malia

Es difícil reconstruir la red de vías urbanas que debían de existir ya desde esta época. Sólo se conocen bien algunos pequeños elementos de calzada o de espacio enlosado, con frecuencia bordeados por cunetas que, en el interior de los barrios excavados, separaban las construcciones o permitían el acceso a ellas. Las explanadas o pequeños patios parecen haber tenido un papel importante en la organización del espacio urbano.

La parte central de la ciudad, al oeste del palacio, es la mejor conocida. Nos ofrece, en especial, "grandes conjuntos" (cripta hipóstila, barrio Mu, almacenes), cuya presencia en la inmediata proximidad del palacio plantea el problema de la organización administrativa de la ciudad. En el ángulo noroeste del palacio, se sitúa la sala subterránea de la "cripta hipóstila", prolongada por amplios almacenes y asociada a una gran explanada bordeada de escalones (Agora?), ha podido interpretarse como la sede de un poder político distinto del poder real. La hipótesis de un conjunto destinado al desarrollo de las ceremonias públicas es, sin duda alguna, preferible.

En el barrio Mu, dos construcciones de grandes dimensiones (800 m para el edificio A), bien conservados, proporcionan documentos de archivos en jeroglíficos cretenses. Estos edificios están rodeados de talleres (grabador de sellos, alfarero, fundidor).

Se ha descubierto un santuario urbano independiente, del MM Il, a media distancia del barrio Mu y del palacio.

Edificio A, Barrio Mu, Malia

Al sur del asentamiento, sobre la pequeña cima de San Elías, debía de existir, desde este periodo, un santuario. Las necrópolis (Chrisolakos, Piedras molares, osarios, islote de Cristo) se extendían por la orilla del mar.

 

 

SALIR

Nedstat Basic - Free web site statistics

 

© dearqueologia.com. All Rights Reserved