EL PALACIO

 

Vamos a ir poco a poco rellenando y explicando las partes que creemos son de mayor interés del palacio. Vamos a comenzar por la entrada, seguiremos por los propíleos y pasaremos al patio central.

 

Desde aquí nos llegaremos hasta las estancias oficiales como el Salón del Trono, la Gran Escalinata y Santuario de las Dobles Hachas, en el Ala Oeste, para luego trasladarnos al Ala Este y visitar El Mégaron de la Reina, los Almacenes y Talleres. Más tarde visitaremos otras estancias.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

EL SISTEMA PALACIAL

INTRODUCCIÓN AL MUNDO CRETENSE

INTRODUCCIÓN A LA GRECIA MINOICO-MICÉNICA

MARCO GEOGRÁFICO GRECIA MINOICO

 

 

Plano de Knossos

(AMPLIAR)

 

Cronología para  el Minoico

(AMPLIAR)

 

 Reconstrucción de la puerta oeste

Vista de los propileos

Copero, fotografía de Arthur Evans

Vista general del Propileo sur

Detalle del fresco del corredor

Cuernos de la consagración

Diosa de las  serpientes

 

Patio Occidental:

 

Es un patio enlosado, horadado por varios caminos que nos llevan, bien hacia el llamado "Teatro" (al NE) bien hacia el palacio en sí. 

 

Lo más interesante de este patio es la existencia de 2 altares, así como tres grandes cavidades que eran utilizadas, en época palaciega, como depósito de la vajilla que se utilizaba en los rituales. La excavación de dos de estos depósitos nos descubrió la existencia de una casa prepalacial, tal y como podemos observar en la foto de la derecha. 

Restos  de casa prepalacial encontrados en una de las cavidades del Patio Occidental del Palacio de Knosos

 

Además de estos restos, en este palacio también podemos ver casas de los palacios nuevos (al norte de los "depósitos") donde se descubrieron objetos idólatras conservados en el museo de Iraklio.

Entrada por el Propileo Oeste:

Desde el patio Occidental por el que antes hemos pasado accedemos ya al palacio por una de las entradas, a través del llamado Propíleo Oeste, es decir, una entrada columnada, que da paso según su definición a un espacio abierto. 

Las columnas minoicas son muy características y aunque aquí las vemos de cemento, no eran de este material ni de piedra ni nada parecido. Dichas columnas estaban formadas por una base pétrea, pero el resto era de madera pintada.

Por ello no se ha conservado ninguna y  Evans las reconstruyó con cemento (para unos un sacrilegio y para otros una medida muy acertada).

En cualquier caso, sí respetó el color de éstas que, como vemos en la foto de la derecha, eran pintadas de negro en la base y el capitel y rojo (burdeos) en fuste que, dicho sea de paso, era más estrecho en la base  que la parte superior.

 

Como vemos en la imagen, esta entrada tenía dos pisos; el acceso se producía por el de abajo, tal y como vemos en el dibujo de la izquierda, reconstrucción idealizada de la entrada al palacio.

Este propileo estaba decorado con escenas de tauromaquia, aunque de tales frescos sólo nos ha quedado una mínima expresión que representa la pata del toro. De casi todas las pinturas han quedado mínimos restos, pero han sido hábilmente aprovechados para reconstruir la escena completa como veremos más adelante.

Tras franquear esta entrada, el visitante proseguía su camino por el llamado corredor de las procesiones. Es un gran pasillo en ángulo que tiene dos salidas, una lleva hacia el Propileo Sur con una gran escalinata y la otra, siguiendo el pasillo después de que éste haga un quiebro, que desemboca en el Gran Patio Central.

 

Pero antes de salir, no podemos dejar de nombrar los magníficos frescos hallados en este lugar, hasta el propileo Sur. Las escenas de este corredor muestran a jóvenes (hombres y mujeres) que portan grandes vasos rituales y otras ofrendas, en procesión dirigiéndose hacia una figura femenina, tal vez una reina o una diosa.

Propileo Sur:

En el propileo Sur continúa la representación procesional, pero en este caso, son sólo hombres los que portan ofrendas y jarros rituales. 

Mientras los propileos son accesos que dan paso a un recinto, como ocurre con el propileo Oeste, el sur se halla dentro del recinto del palacio. Es una estancia porticada y decorada continuando el tema procesional, como ya dijimos más arriba, y del que tenemos dos ejemplos en las fotos de abajo.

A la izquierda vemos una vista general del propileo Sur al que se accede desde el Corredor procesional. Como vemos este propileo no es abierto como sería lo normal, sino que se cubre y se sostiene por columnas y pilastras.

Al fondo vemos la reconstrucción de las pinturas que lo adornaban, reconstrucción realizada a partir de los pocos restos de fresco que se hallaron en su momento.

Detalle de la procesión

 Las pinturas muestran la típica belleza y juventud masculina, con los cabellos negros, largos, cayendo sobre los hombros; de piel morena y cintura de avispa luciendo ropas - dejando el torso al descubierto - y joyas exquisitas. El más famoso de los eferentes es el que lleva un gran Rhyton (vasija que imita la forma de un cuerno y servía para beber) azul.

Gran patio central:

Recapitulemos en este momento qué recorrido hemos hecho: Hemos entrado al palacio por su parte Oeste, a través de un pasillo decorado y caminando hacia el sur, hasta el propileo del copero real. Desde aquí se accede a una gran escalinata que sube al primer piso del palacio y también se puede acceder desde él al Gran Patio Central.

En su fachada Sur podemos ver una reconstrucción de de otro objeto ineludiblemente asociado  la cultura minoica: Los cuernos de la consagración. Estos cuernos, según las reconstrucciones hechas por los especialistas es muy probable que decoraran la cornisa de algunas estancias del palacio.

Este espacio abierto de 50x28 (unos 1.400 m2) con orientación, como vemos en el plano, N-S, y sobre el que se articula todo el recinto, divide el palacio en dos mitades.

Reconstrucción idealizada de la parte occidental de patio en la que podemos ver la posible decoración de las cornisas a base de Cuernos de la consagración.

Si miramos desde el sur el plano, tenemos a nuestra izquierda el Ala Oeste del Palacio y a nuestra derecha, el ala Este.

En la primera, recordemos, se situaban las estancias oficiales tales como el salón del trono, almacenes occidentales y santuarios. En la segunda ala se situaban lo que podemos llamar "estancias privadas".

provechamos la reconstrucción de la izquierda para comentar otra estancia interesante del palacio tal es el denominado Santuario tripartito o santuario del palacio; también denominado "Santuario de las diosas serpiente". Está muy cerca del Salón del trono -hacia el sur-, separado de éste por una escalinata (a la derecha en el dibujo aunque no se ve). 

Vemos en la reconstrucción que la fachada se articula en tres cuerpos (de ahí que se le halla denominado tripartito), el central de los cuales está sobreelevado. En dicho espacio se situarían la cámara del tesoro y otras habitaciones, en las que aparecieron ofrendas tales como las "diosas de las serpientes" .

Una de las figuras más famosas del arte cretense: La diosa de las serpientes. Este diosa se halló en el santuario tripartito, junto con otras figuras, aunque ésta es la mejor conservada

 
 

SALIR

Nedstat Basic - Free web site statistics

 

© dearqueologia.com. All Rights Reserved