INTRODUCCIÓN A LA GRECIA MINOICO-MICÉNICA

 

 

 

Si en el siglo pasado, consultáramos los comienzos de la historia de Occidente, comprobaríamos que su inicio discurre paralelo al desarrollo de la Grecia clásica y la Roma antigua, nadie sospechaba que unos mil años antes de la aparición de la poesía de Homero, en Creta, primero, y en Continente, después, se había fraguado una espectacular civilización, con bulliciosa vida urbana, un mundo de guerreros, artesanos, escribas, campesinos, palacios y ciudadelas.

 

Evans en Cnossos

 

 

Entrada al Palacio de Knossos

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

INTRODUCCIÓN AL MUNDO CRETENSE

INTRODUCCIÓN A LA GRECIA MINOICO-MICÉNICA

MARCO GEOGRÁFICO GRECIA MINOICO

EL PALACIO DE CNOSSOS

EL SISTEMA PALACIAL

 

 

 

El desarrollo de las investigaciones y el interés por la Grecia preclásica, donde se centra gran parte del contenido de este estudio, tuvo lugar al iniciarse las excavaciones de H. Schliemann en:

  • Troya (1874, 1871-73, 1878 y 1882)

  • Micenas (1874 y 1876)

  • Orcomenos (1880)

  • Tirinto (1880).

Se trata de un campo de estudio joven. Schliemann, con la Ilíada como referencia, comenzó las investigaciones, convencido del valor histórico de la tradición homérica.

H. Schliemann

Estos estudios se desarrollaron con las excavaciones de Evans, en Knossos (1900), que dieron a conocer una cultura íntimamente ligada con la anterior, la minoica. El posterior desciframiento de la escritura, conocida como Lineal B, por Ventris (1952) hizo que estas complejas sociedades entraran en la Historia.

Arthur Evans

La aparición de poderosas ciudadelas, ceñidas por ciclópeas murallas, palacios decorados con brillantes frescos, sugerentes tumbas con acumulaciones de joyas, espadas con incrustaciones y máscaras funerarias de oro, consolidaron, al principio, la identificación de aquella cultura con el mundo heroico de Homero.

La aureola romántica que rodeaba a los protagonistas de la Ilíada se plasmó en el estudio detallado de los confusos capítulos de la literatura homérica, que alternativamente, demuestran que Homero utilizó el mundo micénico como imagen, o lo elaboró por su cuenta, recreando mitos ancestrales o simplemente lo tomó de su contemporáneo siglo VIII a. C. Los objetos que en primer lugar conectaron el mundo micénico al heroico de Homero fueron las armas. Reichel (LORIMER, 1.950, 134) fue el primero que intuyó que los objetos micénicos estaban relacionados con el mundo homérico.

Tras él muchos autores buscaron la confirmación de esta tesis ayudados por sucesivos descubrimientos arqueológicos. Debemos tener presente que cuando Reichel identifica mundo micénico con mundo homérico, los descubrimientos se reducen a las fosas del Círculo A de Micenas y poco más.

La sociedad del mundo micénico, prácticamente es desconocida y no digamos la sociedad del mundo Geométrico.

Los nobles del Geométrico pudieron usar los elementos arcaizantes como un signo externo de riqueza, tendiendo con su uso un puente cronológico, quizá, y sin duda, más importante, psicológico con el pasado.

Conocimiento de la Grecia Antigua.

Los griegos, absorbidos por el Imperio romano, pasaron a formar parte de la civilización romana, la entrada de su Literatura, Filosofía, Arquitectura, Escultura y su Mitología llevaron a los romanos a condensar el impacto griego en la famosa frase: Graecia capta ferum victorem cepit.

Realizar una mención exhaustiva y detallada de la Historiografía de Grecia llenaría el contenido de varias tesis doctorales. Como una pequeña referencia, entre los primeros historiadores, que durante el Imperio hicieron referencia a Grecia, podemos mencionar a Plutarco, Plinio el Viejo, o Pausanias.

Sin embargo la primera investigación seria de los monumentos griegos, después de la de Pausanias, la realizó Ciriaco de Ancona, mercader y viajero (1391-1455), algunos de los monumentos se habían transformado en fortalezas como el templo de Zeus, en Olimpia; la tholos de Esculapio, en Epidauro, era un torreón; el Partenón una iglesia y el resto de la Acrópolis de Atenas un palacio italiano. Francis Vernon (fallecido en 1677), tomó numerosas notas sobre Grecia, que permanecen prácticamente inéditas en la biblioteca de la Royal Society de Londres.

Los grandes iniciadores de la arqueología griega fueron los coleccionistas del Renacimiento. En época tan cercana como los finales del siglo XVIII, se creía que la cerámica pintada griega era etrusca, por aparecer inicialmente en Etruria. Milton durante el siglo XVII, decidió excavar en Delfos. Gracias al mecenato del cardenal de Albani, J.J. Winckelmann (1717-1768) proyectó excavar en Olimpia. Desde Roma, la British Society de Dilettanti envió, en 1764, la primera expedición a Grecia, que descubrió el emplazamiento de Olimpia.

 

William M. Leaky y la portada de su trabajo sobre la Topografía del Norte de Grecia

En 1804 William M. Leaky, oficial inglés hizo la primera prospección de ruinas y yacimientos griegos. Durante el siglo XIX se continuaron las excavaciones en Dodona (1879), Delfos (Laurent, 1838, Homole, 1882), Corinto (Alemania 1,875-81), Olimpia (Alemania, 1875-81), Heraion de Argos (Gordon, 1831, Waldstein, 1892-95), Eleusis (Sociedad Arqueológica Griega (S.A.G.), 1882-93), o Atenas (Acrópolis: Kavvadias, 1882-90, Partenón: Balanos, 1895, Ágora: S.A.G., 1859-62, 1898-1902)

Como hemos comentado anteriormente la historia de Grecia, durante el siglo XIX, se ceñía a la Grecia clásica. En este panorama científico surgen las primeras excavaciones de Schliemann (1870-1885) y las de Evans (1900), y con ellas la entrada de la Grecia pre-clásica

 

 

 

 

SALIR

Nedstat Basic - Free web site statistics

 

 

© dearqueologia.com. All Rights Reserved